Fondos de pantalla gratuitos de Miles Christi – Mater Dolorosa

Miles Christi le invita a descargar este fondo de pantalla para su computadora de escritorio, laptop, Tablet o teléfono. Al mismo tiempo que pasa más tiempo utilizando sus dispositivos electrónicos, es bueno tener un recordatorio continuo de Nuestro Señor, Nuestra Señora y los santos para constantemente permanecer en la presencia del Señor. Este fondo de pantalla de Miles Christi también nos ayudará a recordar el uso de nuestros dispositivos electrónicos para cosas buenas y sagradas, para su mayor gloria.

Descargar el fondo de pantalla Miles Christi aquí:
Miles Christi

La historia de Mater Dolorosa, contada por Miles Christi

 

Así como las varias imágenes que muestran a María llorando al pie de la cruz, o con siete puñales atravesando su corazón, la Piedad en un ejemplo de un tipo de arte que representa a la Virgen María como la Mater Dolorosa.

El memorial de Nuestra Señora de los Dolores, el cuál observamos hoy en día, es en realidad una mezcla de dos celebraciones. En algún momento de 1221, un altar en honor a la Mater Dolorosa, fue construido en un monasterio en Schönau. La devoción se extendió y algunos siglos después, reconociendo la fe de su pueblo, un sínodo en Colonia estableció una fiesta para Nuestra Señora de los Dolores. El papa Benedicto XIII trasladó la fiesta al viernes de la semana de la pasión (una semana antes del viernes santo), cuando abrió su celebración a toda la iglesia en 1727.

Después de su Fundación en 1233, la orden de los siervos de María (Servitas) comenzó a celebrar una fiesta similar. Los Servitas pasaron mucho tiempo reflexionando sobre los siete dolores de la Bendita Virgen María: Profecía de Simón (Lucas 2:34-35), El vuelo a Egipto (Mateo 2:13), La perdida de Jesús en el templo (Lucas 2:43-45), María encontrándose con Jesús en el camino a Golgotha, La muerte de Jesús en la cruz (Juan 19:25), La deposición de Jesús de la cruz (Mateo 27:57-59), y El entierro de Jesús (Juan 19:40-42). El Papa Pío VII extendió la observancia de su fiesta a la Iglesia Católica Romana en 1814, asignándola al tercer domingo de septiembre. El Papa Pío X trasladó la fiesta al 15 de septiembre.

 

En 1969, con los cambios del calendario litúrgico, ambas fiestas fueron combinadas y clasificadas como conmemorativas.

Mientras la Iglesia universal pasa el día enfocándose en la angustia y el dolor de María, los dominicos también reflexionan sobre su papel como intercesora antes del Señor. Reconocemos que Marí, quién participó íntimamente en la Pasión de Cristo, entiende el efecto total de nuestros pecados. Y aún así, como una madre que suplica por sus hijos desobedientes ante un juez, se presenta ante el Señor y suplica por nuestro perdón. Las lágrimas de María, en nuestro nombre, hablan más elocuentemente que cualquier abogado. Con esto en mente, podemos rezar, “Recuerda Madre virgen, cuando estés en la presencia de Dios, que hablaste bien de nosotros y evitaste su indignación.

 

Fondos de pantalla católicos adicionales de Miles Christi disponibles aquí:

https://www.mileschristi.org/catholic-wallpapers/